¿Cuánto tiempo dedicas a dar vueltas sobre tu negocio?

Te cuesta tener un hábito a la hora de ponerte a trabajar? Nunca sabes por dónde empezar? No sabes si lo que estas haciendo es lo más importante/urgente para el negocio?

Entre las experiencias de mis clientes y la mía propia, sobre todo cuando me encuentro ante nuevos desafíos y retos, que non controlo tanto o que salgo mucho de mi zona de confort. Veo y siento tres tipos de parálisis: mental, visceral y emocional.  Además una de las muchas herramientas que uso (usamos en Identia) es el Eneagrama, la teoría de los 3 cerebros que nos habla de la visceralidad, emocional  y mental.

No sabes como planificarte en tu día a día
Te cuesta llegar a clientes y colaboradoras
No consigues pasar a la acción...

Portrait of a young woman at the desk with a laptop, her hands closing her face. Business concept photo, lifestyle

¿Eres emprendedora y en estos momentos estás superada por el chollo (de emprender)? ¿Tienes la sensación de que te atascas siempre en el mismo lugar? ¿Te gustaría poder desbloquearte, saber lidiar con los días duros y aumentar el número de días buenos?

Si te has tomado el tiempo y has contestado a estas preguntas y sientes que  las respuestas no son de tu agrado, entonces sigue leyendo; más abajo encontrarás unos ejercicios, un pequeño plan de acción. Además queremos ofrecerte la posibilidad de asistir a una webinar para ayudarte con este tema, tan delicado.

3 Tipos de parálisis 3 #grandestipos para la solución

Parálisis a nivel mental.

A nivel mental el debate está entre nuestras ideas, nuestro dialogo interno y nuestro crítico interno, cada uno son versiones de nuestro pensamiento y que nos lleva a situaciones bien diferentes. Ocurre que hay como un caos, una incertidumbre, inseguridades, miedo,… A este nivel se pude producir dos situaciones antagónicas que son:

Situación X: Puedes encontrarte en no saber qué hacer, no tener ni idea, estar como en un túnel sin ver por donde avanzar, o donde estaría la luz. El miedo te paraliza (miedo a fracasar, a equivocarte, a no estar a la altura, etc..)

Situación Y: Tienes tanta información, tantas tareas, tantos “deberías”, tantos “tengo que”… que de tanto análisis has llegado a la parálisis.

Entrenamientos:

Situación X: En el caso de “tanto análisis llega la parálisis”: lo que hago con muchos de los clientes/as son ejercicios de priorizar, de tomar conciencia de todos esos datos y ponerle orden y valor. No todo es para ya; y no todo vale lo mismo: aclarar el mapa, el foco.

Situación Y: En el caso de no saber por dónde tirar, miedos, inseguridades, es donde realizo más trabajos de toma de conciencia. Que el/la clienta vaya desmontando todas esas creencias limitantes para construir mejores creencias que saque partido a la situación. Apuesto casi siempre por la integración. Quiero compartir unas preguntas de María Pilar Gómez San Miguel que en el webinar de “2 pasos para salir de la parálisis” nos aporta para la reflexión unas preguntas muy poderosas; me gustaría, que puedas hacerte este trabajo, además que te invito a que veas la webinar

¿Cuánto tiempo dedicas a dar vueltas sobre tu negocio?

¿Tus dificultades en tu emprendimiento y en tu vida?

¿Tus decisiones?

¿Lo que te ha pasado?

Parálisis a nivel visceral

Esta parálisis tiene que ver con nuestra manera de pasar y tomar acción en nuestro día a día, en nuestra vida, en general. Al igual que a nivel mental diferenciaba dos situaciones, en este nivel, también, nos vamos a encontrar antes dos grandes líneas.

Situación A: Nos podemos encontrar que de tanto “picar” (en el sentido de estar demasiado enfocada en las tareas y no levantar la cabeza para ver si lo que picas está teniendo resultado, sino que estas como un autómata).  Nunca te has parado a plantearte otras alternativas u opciones para llevar a cabo esos procesos; en la línea del “aquí siempre se hizo así” o “siempre lo hice así…” Llegadas a esta situación parece que el karma, destino, Dios , (llámalo como quieras) te está dando la oportunidad de hacerlo mejor. Salir de la zona de confort, que en general, por voluntad propia no sucede; ya que molesta.

Situación B: Lo tienes todo clarísimo, el plan, el control financiero, todo; ahora salir al ruedo te asusta. Hago un símil con la situación de que es la 1º vez que te vas a subir al coche para conducir. Te has sacado el carnet, has realizado prácticas, has visto a otras personas conducir, pero este el 1º día que vas tu sola en el coche, empiezas a tener la sensación de que no sabes nada, ni sabes hacer nada. Es como que cuesta andar hacia el coche, sentarse, encenderlo y conducirlo.

Entrenamientos:

En estas situaciones podemos desde trabajar la toma de conciencia, en la situación A, con ejercicios tipo DAFO; de ampliar el foco. A ejercicios de caminar hacia los objetivos en situación B. En la webinar se explica muy bien en la parte que hablamos sobre “del plan A al plan B”.

Parálisis a nivel emocional

En este caso estamos con el área más límbica, que tiene que ver con cómo nos relacionamos con las personas, con una misma y con las situaciones (dinero, marketing, trabajo, familia, pareja, etc..)

Situación I: Encontramos, de cuando en vez, o muchas veces, una autoestima baja, te sientes pequeña/os ante los demás; crees que los demás son siempre mejores que tú, sientes que vales y aportas poco. Tu autoestima y autoconcepto están como “tocados”.

Situación II: Se te da bien las relaciones con las personas, incluso te han comentado en más de una ocasión que eres una maravilla como relaciones públicas, que tienes facilidad de palabra y sabes sacar temas de conversación. Ahora bien, últimamente notas que la gente escapa de ti, sutilmente te da le sensación de que huyen de ti, o que ya no te prestan tanto atención como antes. No estamos hablando de un caso, sino de varios; que empiezas a preocuparte!

Entrenamientos:

En estos casos para ir tomando cambios en estas la situación I sería trabajar mucho la autoestima. En la webinar se da varios ejercicios para realizar. En la situación  II es necesario, cuando así lo consideres, si sientes que estás pasando por esto; que bajes la intensidad a la que te relaciones; es cómo que vas continuamente en 5ª y eso abruma a los demás; esa intensidad a la hora de tener relaciones es demasiado, además de que puede que haya que hacer ejercicios de volver a sentir la humildad

Después de estos click de conciencia estarás con ganas de empezar con un cambio, con ganas de mejorar y para eso, estamos todo el equipo de Identia y te queremos ofrecer este plan de acción, básico, para que si tu quieres y estar realmente convencida/o pases a la acción.

Plan de ACCIÓN

1º Paso:

a. Piensa en ese 1º cambio que quieres. Escríbelo y que sea un objetivo corto y muy concreto.

No vale “mejorar mi comunicación” (pues es mi amplio, es tu meta de por vida) sería por ejemplo “crear un sistema de comuniacion efectivo en el equipo de trabajo” o “Poder comunicarme de forma asertiva en los momentos de tensión” .

b. Marca en la semana, los días y horas en que estarás realizando ese objetivo.

c. Anota como te hace sentir al realizar el paso B.

d. Anota el cambio y la conclusión de B con C.

2º Paso:

Ahora que ya has avanzado en ese 1º paso, márcate un buen plan de 21 días de duración. Verás como poco a poco se instaura en hábito.

3º Paso:

Si quieres lo comentamos en esta publicación del grupo de apoyo, en Facebook.

Participa en nuestra comunidad!!