Cómo mejorar tus hábitos para alimentarte mejor tú y los tuyos!!!!

Te cuesta tener un hábito a la hora de comer, de preparar la comida, e incluso cuando haces la compra???

Por los diversos casos que tenemos en consulta, notamos que hemos llegado a tal punto de desconexión con nuestro cuerpo; muchos clientes siente que actividades como hacer de comer, comer y hacer la compra se han convertido en una tarea “problemática”. Incluso en varias familiar está siendo un motivo de conflicto importante.

¿Quién hace la comida?
¿Quién hace la compra?
¿Cómo se participa de ella?
se hace la famosa la lista de la compra??

abstract blur in supermarket for background

Cuantos alimentos acabamos tirando debido a “comprar por comprar” a “comprar por si” o ir a “comprar con hambre”. ¿¿¿Cómo repercute esto a nivel económico familiar???

Si te has tomado el tiempo y has contestado a estas preguntas y sientes que  las respuestas no son de tu agrado, entonces sigue leyendo; más abajo encontrarás unos ejercicios, un pequeño plan de acción. Además queremos ofrecerte la posibilidad de asistir a una webinar para ayudarte con este tema, tan delicado.

La forma que de relacionarnos con la comida esta directamente vinculado a nuestras emociones. Es frecuente que ante la tristeza, la nostalgia el desamor recuras al azúcar, chocolate, de esa manera el cuerpo; nuestro cerebro segrega dopamina lo cual hace un efecto de mejora, pero es un espejismo, y además adictivo.

Cuantos alimentos acabamos tirando debido a “comprar por comprar” a “comprar por si” o ir a “comprar con hambre”. ¿¿¿Cómo repercute esto a nivel económico familiar???

Mientras que la ansiedad puede hacer que se te cierre el apetito o que comas más. Las personas más emocionales recurre a comer, a “pillarse atracones” mientras que los viscerales se les cierra el estómago; apenas pueden comer. Los excesos en contra de lo que se pueda pensar, son más una forma de autocastigo que un premio. El desamor, la culpa, la vergüenza o la envidia son emociones que pueden buscar una salida a través de los conflictos con la alimentación. “Cuando la boca no pronuncia lo que siente, traga para calmar la tensión emocional” asegura Menéndez.

Reflexiona: en tu caso ¿cómo te afecta las emociones con la comida?

La comida es un elemento de felicidad y puede serlo también de tristeza, nostalgia, de ansiedad, de ira, de culpabilidad y de fracaso. La manera en que aprendemos a saber que emociones nos invade y cómo manejarlas, como tomar las riendas de ellas y no ellas de ti. Si lo piensas todo ello relacionado con la forma en que llevas tu vida y en que cubres tus necesidades.

Tu relación con la comida está muy influenciada en cómo te relaciones contigo mismo y cómo afrontas las diversas incomodidades de la vida.

Psicológicamente la comida tiene un poder enorme como refuerzo, de ahí que culturalmente se ha utilizado la comida como momento de “unión” de “reencuentro” de “celebraciones” es decir de premio y también de castigo, sobre todo de moneda de cambio “sino no comes, te quedas sin postre” “si quieres comerte el helado, tienes comer todo” “sino ZZZZZZ no tendrás los chasquis en la merienda”.  Si apruebas te vas el sábado con los amigos/as al “Burguer” (ojo con relacionar comida NO sana “basura” con premios)

Reflexiona: ¿Cuántas veces usas estas técnicas para premios o castigar? ¿con quienes? Y sobre todo escribe la respuesta ¿para qué?

Después de estos click de conciencia estarás con ganas de empezar con un cambio, con ganas de mejorar y para eso, estamos todo el equipo de Identia y te queremos ofrecer este plan de acción, básico, para que si tu quieres y estar realmente convencida/o pases a la acción.

Plan de ACCIÓN

1º Paso:

a. Piensa en ese 1º cambio que quieres. Escríbelo y que sea un objetivo corto y muy concreto.

No vale “mejorar mi alimentación” (pues es mi amplio, es tu meta de por vida) sería por ejemplo “reducir o eliminar los azúcares” o “empezar a planificar la compra y los menús” .

b. Marca en la semana, los días y horas en que estarás realizando ese objetivo.

c. Anota como te hace sentir al realizar el paso B.

d. Anota el cambio y la conclusión de B con C.

2º Paso:

Ahora que ya has avanzado en ese 1º paso, márcate un buen plan de 21 días de duración. Verás como poco a poco se instaura en hábito.

3º Paso:

Si quieres lo comentamos en esta publicación del grupo de apoyo, en Facebook.

Participa en nuestra comunidad!!