• Dime cómo hablas,y te diré cómo educas…

    Habitualmente no damos mucha importancia a cómo hablamos… ¡Craso error!

    Especialmente la manera en como hablamos a nuestros peques, pues nuestras palabras, lo que decimos y más aún cómo lo decimos, es la guía de sus actos y emociones, y un represor pepito grillo en su futuro.

     

  • En el médico: lo mejor para los niños

    Ayer he tenido una minibatalla así, a primerita hora de la mañana. Os la cuento hoy porque así dejé posar la mala leche.

    Llegamos mi hija y yo a realizar un análisis de sangre, cosa que ya de por si es una idea que me desagrada y aunque no suelo recurrir a los médicos ni a las medicinas, en esta ocasión, acudimos a la cita.

  • No es suerte, es elección.

    Pues sí. Me lo dicen y me lo repiten: claro, tú pudiste dejar a tu niña en casa, yo tuve que llevarla a la guarde.

    Claro, es que tú que suerte tienes que puedes compaginar.

    Claro, es que tú…

    Y sí, estoy totalmente de acuerdo.

    Qué suerte tuve que tomé…

Solicita tu cita para iniciar tu proceso de cambio con uno de nuestros coach´,

o pregúntanos por cualquier de los servicios descritos.

Tu nombre (requerido)

Apellidos (requerido)

Teléfono (requerido)

Email (requerido)

Nombre del curso que te interesa: (requerido)

Recomendado por: (requerido)

Cómo nos has conocido

Mensaje (requerido)

He leido y acepto los términos de uso y la LOPD